Encontrar la manera de financiar un evento es una de las tareas más complicadas que vas a tener que afrontar. Además de ser también una de las primeras en la que invertir tiempo y esfuerzos. Y es que encontrar la manera más adecuada en cada caso y que se adapte realmente a tu disponibilidad o a tus necesidades, es algo prioritario para que todo salga bien, además de darte una tranquilidad inigualable.

Pero, tampoco tienes que perder de vista que cada una de las fuentes de financiación de tu evento también condicionarán las estrategias de comunicación que habrá detrás de todo el desarrollo del evento.

Así que, allá vamos.

1. Venta de entradas o inscripciones

Son muchos los eventos por los que pagamos con el objetivo de poder asistir. Pero, también es cierto que depende del evento del que hablamos, estamos dispuestos a pagar una cantidad más elevada o menos, o simplemente alguna cantidad módica sólo para agradecerles su trabajo hecho.

Además, el hecho de poder ofrecer una venta de entradas anticipadas gracias a la cantidad de plataformas online que tenemos a nuestras manos y a nuestro alcance, es algo que funciona muy bien. Sin dudar también de las ventajas que tiene poder hacer las inscripciones también anticipadas a través de Internet.

Por otro lado, no tienes que perder de vista que el hecho de tener en cuenta dentro de la organización del evento la venta de entradas anticipadas, también requiere de una gran planificación. Tienes que saber claro qué día va a ser el evento, el primer día que las entradas ya van a estar disponibles a la venta y hasta qué día va a ser posible.

PRO TIP: Tienes que tener también muy claros los canales de difusión a través de los cuales vas a dar a conocer tu evento y toda la información necesaria para el posible asistente: día, hora, lugar, a partir de cuándo va a ser posible comprar las entradas o inscribirse y hasta cuándo, medios de pago disponibles, etc.

2. Merchandising

Ofrecer distintas prendas de ropa, complementos, objetos con el logo del evento o que hagan referencia a él, ya sea para utilizar durante o después de este, es una fuente de ingresos que, aunque parezca extraño, puede aportar una cantidad de dinero razonable para poder afrontar a los costes que se generan del evento.

Son muchas las personas que se animan a comprar alguna cosa que hace referencia a un evento en concreto. Por ejemplo, a todos nos gusta llevar alguna pulsera donde se vea a qué festival de verano hemos estado, tener una taza para desayunar de algún evento que nos ha gustado, un calendario en la oficina de el evento de final de año, una carpeta para poder llevar todos los folletos informativos de posibles contactos o clientes interesantes que recojas dentro de la jornada, unas gafas de sol si es un evento al aire libre y en verano, una camiseta para llevarla para hacer deporte, etc. Y un montón de cosas que tengan que ver y que se ocurran para poder recaudar el máximo de dinero posible para poder financiar bien tu evento sin ningún problema o imprevisto.

PRO TIP: Ten en cuenta que cada evento, dependiendo no solamente de la temática y del sector, sino también del público al que se dirige, le encajan más un tipo de productos de merchandising que otros. Ten cuidado, depende de los productos que ofreces puedes dar una imagen equivocada de tu evento. Y esto no nos interesa, ¿verdad?

3. Sponsors

Son muchos los eventos que tienen como fuente principal de financiación los sponsors. Ya sean uno, dos o los que necesiten.

Como ya sabéis, la esponsorización es la inversión de capital por parte de una empresa en un evento o en causas sociales. Este, ayuda a la realización de las distintas tascas y a realizar todas las acciones posibles para llegar a conseguir uno o varios objetivos, y en teoría se trata de una ayuda desinteresada.

Y aunque se trate de, en la mayoría de casos, una ayuda desinteresada, que te esponsoricen el evento cuenta con una gran cantidad de ventajas par ti y tu evento. Por ejemplo, conseguir una mayor repercusión social, ya sea a través de los medios de comunicación, de las redes sociales, etc.

Hay que tener en cuenta pero que el objetivo de los sponsors que esposorizan tu evento es básicamente salir beneficiado de ello: ganarse una imagen de empresa fuerte y comprometida con el entorno social, tener la posibilidad de ampliar sus bases de datos, darse a conocer, encontrar nuevos clientes, etc. Y para ello, suelen esponsorizar eventos que sean afines con su actividad empresarial. Por lo tanto, vosotros como organizadores de eventos tendríais que buscar un sponsor que se encuentre dentro de vuestro sector y que le pueda interesar realmente esta colaboración.

¿No sabes cómo elegir el sponsor perfecto para tu evento y que este esté interesado en él? Te recomendamos que leas este post que te dará 3 consejos PRO para conseguir patrocinadores de un evento o congreso.

4. Expositores

Si por otro lado, tu evento ofrece a los asistentes de ser expositores y se les da la oportunidad de tener un stand dentro del recinto del evento, a través del cual poder repartir información sobre su actividad y generar nuevos leads y posibles nuevos clientes, también tienes esta vía a través de la cual poder financiar una parte de tu evento.

Son muchos los eventos a los que las empresas que están interesadas en tener un expositor o un stand para conseguir algún objetivo tienen que pagar para poder tener su espacio y llevar a cabo su actividad. Es una fuente de ingresos que es beneficiosa para ambas partes: unos pagan para poder dar visibilidad a su empresa/actividad y los otros reciben el dinero con el fin de poder financiar parte del evento.

Y ahora te toca pensar a ti… ¿Tu ya sabes cómo financiar tu evento? Cuéntanos un poco más dejándonos un comentario en este post. ¡Hasta la próxima!

 

Otros posts que te pueden interesar: