Toda causa genera un efecto. Y ¿a quién no le gustaría que el efecto que generase su evento fuera el efecto WOW?

El efecto WOW se genera cuando se crea alguna cosa espectacular. Cuando se deja de hacer lo que la gente está acostumbrada a ver. Este es el momento en el que se genera el efecto WOW.

Así que el efecto WOW es el efecto que se genera entre los asistentes que hace que se queden con la boca abierta, sorprendidos de manera positiva. Está científicamente comprobado que a lo largo del tiempo lo que se queda en la mente de las personas son aquellas cosas que las han impactado de modo positivo: cuando alguna cosa les hace reír, cuando bailan o cuando sucede alguna cosa que les hace sentir especiales y únicos.

Por lo tanto, lo que pretende el efecto WOW es pasar de lo bonito a lo espectacular, de lo divertido a lo inolvidable y de lo tradicional a lo inesperado.

Pero, ¿cómo vas a conseguir a crear este efecto WOW dentro de tu evento?

Características que tiene que tener tu evento

1. Originalidad

Debe ser un evento que vaya mucho más allá de lo que ya se conoce y de lo que a la gente le viene a la cabeza cada vez que piensa en un evento. Tiene que ser un evento que impacta por esta vía, ya sea ofreciéndoles vivir la experiencia toda a través de gafas de realidad virtual o ofreciéndoles un vestido de neopreno cuando entren al recinto para hacer una sesión de buceo entre actividad y actividad.

2. Memorabilidad

Uno de los objetivos de tu evento tiene que ser que los asistentes no se olviden jamás de tu evento, que quede siempre dentro de sus recuerdos, bien guardado, y que cuando lo recuerden, les salga una sonrisa. Prueba de ofrecerles cosas diferentes, obsequios curiosos y no habituales y actividades diferentes. O por qué no, un poco alocadas. Por ejemplo, porque no pruebas de programar una actividad que sea una guerra de almohadas o una competición de siestas. ¿Raro, verdad? ¡Pero de esto se trata!

3. Emotividad

Despertar emociones y sentimientos a los asistentes es clave para poder conseguir este efecto WOW de tu evento. Hacer sentir a las personas, despertar en ellas sensaciones o incluso hacerles sentir emociones nunca antes sentidas. ¿Por qué no pruebas, por ejemplo, en ofrecerles una sesión de risoterapia? Seguramente no serán muchos los que ya hayan hecho alguna sesión de esta disciplina y además ayudará a generar unión de equipo, mejorar las relaciones y el intercambio de información, al mismo tiempo que se va a romper el hielo totalmente entre los asistentes y entro los organizadores.

4. Elemento sorpresa

Hay que apostar por lo impredecible. Así que ¡atrévete a romper con lo esperado y conocido socialmente! y seguro que generarás el efecto WOW esperado dentro de tu evento.

¿Por qué no pruebas de crear una App de tu evento para que los asistentes al evento se conozcan previamente a este y les ofreces diferentes concursos o creas alguna experiencia sorporesa que descbures mediante una notificación push? Pide una demo de tu App de Meetmaps y descubre el montón de opciones que te ofrecemos para poder generar sorpresa y originalidad a tu evento.

5. Sensorial

La importancia de involucrar los sentidos. Si involucras los sentidos de los asistentes de bien seguro que ya tienes todos los puntos para que se genera este efecto WOW de tu evento. ¡Pero no te puedes olvidar de ningún de los cinco sentidos!

Tienes que tener en cuenta la decoración del evento (que el evento entre por la vista); que la comida o los detalles que ofrezcas para dar la bienvenida o para hacer un break sean apetitosos y sabrosos (gusto); que la música de fondo sea ideal y que la acústica de cada sala y ambiente sea la adecuada (oído); cuidar el olor que desprende tu evento (prueba con distintas técnicas de marketing olfativo, por ejemplo creando el olor que sea ideal para la imagen de tu evento y que sea capaz de quedar en la memoria olfativa de los asistentes). Y nos dejamos un sentido… ¡Ah sí! El tacto. Pero, ¿cómo podemos hacer que un evento despierte el sentido del tacto de tus asistentes? Pues, por ejemplo, organizando una actividad que sea relacionada con el tacto. ¿Te suena aquel juego infantil que consiste en poner distintos cosas dentro de una caja llena de muchas texturas diferentes y el niño tiene que sacar solamente aquellos objetos que se les piden, guiándose solamente por el tacto? Pues prueba de hacer esto con productos tuyos o con premios que se les puede ofrecer a los asistentes.

Tu mayor aliado: el marketing experiencial

El auge de la utilización de técnicas de marketing experiencial a la hora de organizar eventos está siendo cada vez más habitual entre los organizadores de eventos. Y es que sin él, difícilmente vamos a llegar a generar el efecto WOW dentro de nuestro evento.

El marketing experiencial es aquel marketing que gestiona el valor de la oferta de un producto o servicio a través de la vivencias emocionales de comunicación y consumo gratificantes de los usuarios.

Así que, según lo que podemos interpretar a través de su definición, podemos entender que el marketing experiencial te va ayudar a conseguir el efecto WOW en los eventos que organices y al mismo tiempo generar todas estas emociones, sensaciones y sorpresas tan importantes que hemos comentado en el apartado anterior.

Y es que la experiencia marca de gran manera los asistentes: se trata de establecer conexiones entre las marcas y los consumidores y es en este punto justo donde vas a empezar a generar una imagen concreta de tu marca en la mente de los usuarios y que va a determinar en gran manera el desarrollo de esta.

Cómo medir el WOW

Para medir de manera cuantitativa el WOW necesitamos utilizar una fórmula que consiste en sumar las 4 W (when, why, who y where) y 1 H (How) que darán resultado al retorno de la inversión en marketing, que debe ser positivo.

Depende de la indústria a la que te dediques, pero para algunos el retorno de la inversión se puede medir en ventas incrementadas, el número de clientes nuevos, el número de nuevas visitas, etc. Así que ten claros cuáles son tus objetivos y cuáles serían para ti las mejores variables a partir de las cuales medir el retorno de la inversión, y a partir de allí podrás calcular y medir cuál ha sido el efecto WOW de tu evento.

 

Y ahora que ya sabes un poco sobre qué es y cómo provocar este efecto WOW en tu evento, es tu turno para decir la tuya. Nosotros ya hemos terminado por hoy. ¡Muchas gracias!

 

Otros posts que te pueden interesar: